jueves, abril 16, 2009

22 de abril: Día Internacional de la Tierra

¡Hola!

Este mes de abril estamos celebrando a la madre Tierra, de hecho, el 22 de abril es el día conocido como el Día Internacional de la Tierra.
Y, ¿qué quiere decir esto? ¿Qué importancia podría tener?

En un mundo como el nuestro donde estamos enfrentando problemas serios como el calentamiento global y la degradación cada vez mayor y más rápida de nuestro medio ambiente, es necesario hacer un alto y reflexionar sobre lo que le estamos haciendo a la Tierra y a nosotros mismos.

Me parece que, aunque deberíamos estar consientes todo el tiempo de cómo nuestro estilo de vida y nuestras decisiones de compra tienen un impacto sobre la naturaleza, el elegir un día en donde se pretenda que todo el mundo reflexione sobre el tema, es un gran paso.

Y para ser proactivos y no sólo quedarnos en la parte del agobio y la tristeza por lo que está sucediendo, he decidido celebrar este día con todos mis grupos y hacer una festín culinario.

Esto no tendría nada de particular si no fuera porque hay un requisito para este festín: TODOS LOS PLATILLO TIENEN QUE SER VEGANOS. Esto es, que no deben de contener ningún tipo de producto de origen animal. Y algunos podrían preguntarse,

¿Qué tiene que ver eso con el medio ambiente?

Bueno, pues aquí van algunos números que nos pueden ayudar a entender el porqué.

¿Sabías que el ganado consume el 50% del agua y el 80% de los granos en Estados Unidos?
¿Que para producir 1 libra de carne, se requieren 25,000 galones de agua y 20 libras de follaje y granos?
¿Que para producir una libra de trigo se requieren solamente 25 galones?
¿Que en Estados Unidos, cada hora se matan a por lo menos medio millón de animales para convertirlos en alimentos?
¿Que el comernos una hamburguesa tiene una
huella ecológica de entre 3 y 6 kg. de CO2, lo que incluye, el procesamiento de la carne, su refrigeración, el procesamiento del trigo para hacer el pan, la transformación de la leche en queso y finalmente la transportación (sin contar los empaques)?

Entonces, vamos por partes analizando estos datos.

Si reconocemos la importancia de hacer un uso mucho más regulado y eficiente del agua, un elemento tan escaso y tan amenazado por la contaminación de los ríos, lagos y mares, el promover un mayor consumo de productos de origen animal, que consumen muchísima agua, se vuelve un poco contradictorio. Sobre todo, cuando vemos la cantidad de gente alrededor del mundo que está sufriendo por la escasez de tan preciado líquido. ¡¡Según la FAO, para el 2025 1,800 millones de personas vivirán en países o en regiones con drástica falta de agua y dos terceras partes de la población mundial podría enfrentarse a la escasez del líquido!!

Por otra parte, dentro de los gases de efecto invernadero, ademas del CO2, el metano es uno de los más contaminantes. Y ¿sabías que el excremento y las fatulencias del ganado son uno de los principales generadores de metano? De hecho, el metano es 21 veces más contaminante que el CO2 y se dice, que la contaminación generada por el ganado es mucho mayor que la generada por los automóviles.

Ahora, pensemos en los números sobre pobreza alimentaria. Sólo en México tenemos más de 19 millones de personas que no tienen una ingesta nutricional adecuada. Y no hace falta decir, que aquellas personas que no logran tener una nutrición adecuada, tienen un rendimiento mucho menor y son mucho menos competitivas que aquellas que si lo tienen. Nutrición y desarrollo van de la mano. Así que si buscáramos una forma más eficiente de utilizar nuestras parcelas, ayudando a la gente a consumir una dieta basada en granos, hortalizas y semillas, podríamos sacar adelante mucho más rápido a estas personas! Mientras que el ganado siga absorbiendo los recursos hídricos y los granos, los seres humanos seguirán sufriendo de escasez y de marginación. Ojo, no estoy en contra del ganado ni mucho menos de los animales, estoy simplemente cuestionando esta irracionable "producción" en masa de animales que, por cierto, viven en condiciones deplorables en las granjas de las grandes empresas que buscan su comercialización.

Y justo, lo anterior me lleva al último punto, ¿es ético y responsable asesinar a medio millón de animales cada hora cuando hemos comprobado científicamente que una dieta basada en granos, semillas y hortalizas es mucho más saludable que una basada en el consumo de carne, leche y huevos? ¿Qué hay de la forma en que estos animales han crecido? ¿La cantidad de hormonas y medicamentos que les dan para que crezcan rápido y engorden de manera no natural y que finalmente esas hormonas terminan en nuestro cuerpo y en los ríos y lagos a donde se van nuestros desechos? Tan sólo hay que ver la información que organizaciones como PETA muestran en sus páginas de internet.

Así que, teniendo en mente estas razones, es por lo que decidí hacer una celebración para el día de la Tierra junto con mis alumnos, de una manera distinta. ¡Existen alternativas! y muchas de ellas son más sencillas de lo que creemos, simplemente hay que investigar y darnos la oportunidad de probar.

Dice Will Tutle que todo empieza en nuestros platos. Así que tomemos una decisión, al menos, tratemos de reducir nuestro consumo de productos de origen animal. No sólo en la comida, también en nuestra ropa, en nuestros zapatos y en todo lo que implica nuestra vida cotidiana.
¡No te agobies! Hay que empezar un paso a la vez, pero... ¡Hay que empezar!

Y por último, ¿sabías que si cada norteamericano redujera a la mitad su consumo de productos de origen animal, ahorraríamos 645 millones de acres, lo equivalente a 484 millones de campos de futbol americano? Mientras que, si todos los norteamericanos utilizaran fuentes alternativas de energía como páneles solares, ahorraríamos 337 millones de acres, ¡¡lo equivalente a 253 millones de campos de futbol americano!!

Esto puede tener dos lecturas. Una, que es mucho más fácil que todos hagamos un esfuerzo por reducir nuestro consumo de productos de origen animal, a que todos tengamos páneles solares en nuestras casas, sobre todo en el corto plazo. Y dos, que aún cuando todos tuviéramos páneles solares, el impacto equivaldría a poco más de la mitad, de lo que sería si todos redujeramos nuestro consumo de productos de origen animal!

Así que te invito a que te unas a la celebración. Aunque sea por un día, es más, aunque sea sólo por una comida, inténtalo! Además te sorprenderás de lo rico que puede resultar y lo bien que te sentirás.

¡Celebremos que estamos aquí y que podemos
HACER ALGO HOY PARA CAMBIAR LAS COSAS!

Namasté,

Lau-raw ;)

p.d Si quieres conocer un aproximado de tu huella ecológica dale click aquí.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...